Blogs

Las causas de las protestas en Hong Kong

Por Zhang Sheng*

A medida que los disturbios en Hong Kong se volvieron mucho más desenfrenados y violentos, las turbas cometieron un crimen nefasto en el aeropuerto internacional de Hong Kong el 14 de agosto: El Sr. Fu Guohao, periodista chino del Global Times, un diario influyente chino, fue severamente asaltado y herido por las turbas. Ante la amenaza de seguridad, el Sr. Fu declaró individualmente: “Apoyo a la policía de Hong Kong, así que ahora todos pueden golpearme ahora”, para posteriormente ser brutalmente herido por las turbas y los mafiosos, que incluso trataron de quitarle los pantalones y robar su tarjeta de crédito.

Historias similares han venido sucediendo en Hong Kong todos los días desde el comienzo de las protestas. El mundo está sorprendido por la cantidad de noticias que aparecen todos los días: Hay muchos casos en los que personas de tercera edad, mujeres, taxistas, periodistas y turistas del continente chino fueron agredidos simplemente porque defienden su identidad nacional como ciudadanos chinos. El mundo entero se pregunta: ¿Qué pasó? ¿Por qué Hong Kong, la llamada “perla del Este”, cayó repentinamente en un caos horrible?

En esta columna, tengo la intención de afirmar que estas protestas no son sino una explosión de problemas no resueltos a largo plazo en Hong Kong, las cuales tienen al menos tres causas principales: El declive económico de la ciudad, causado por la ley natural de la economía, la falta de descolonización después de 1997, y la instigación de los estados imperialistas occidentales.

El problema económico: Como las leyes de la economía y el declive del capitalismo han provocado el declive de HK

La academia y los medios de comunicación occidentales han retratado a Hong Kong como una economía próspera, prometedora y competitiva que se benefició mucho del libre comercio. Hong Kong fue utilizado como un ejemplo perfecto de propaganda de mentiras neoliberales, que solían decir que la isla era rica debido a su “libre comercio” para vender sus teorías económicas vudú como que “siempre y cuando permita que grandes capitales extranjeros entren y controlen y exploten libremente su país, su país de alguna manera se volverá rico”. Para comprender la situación de Hong Kong, hay que partir por abandonar esta grave interpretación errónea de su modelo económico.

Hong Kong no se hizo rico y próspero por que era libre o financieramente inteligente, sino simplemente porque tuvo suerte en un contexto histórico especifico. Es un hecho innegable que el centro financiero de Asia antes de la Segunda Guerra Mundial era Shanghai, no Hong Kong. Shanghai, como parte del mercado chino, pudo proporcionar enormes oportunidades económicas que ninguna otra ciudad portuaria podía ofrecer y, por lo tanto, sin el declive de Shanghai, el estatus económico de Hong Kong nunca hubiese ocurrido. Desde que los estados imperialistas occidentales embargaron a la República Popular China (RPC) en 1949, el país se encontraba en una situación de alto aislamiento, de la cual Hong Kong se beneficio enormemente: Los capitales, al igual que muchos tecnócratas talentosos se fueron para Hong Kong desde el continente, al igual que las inversiones extranjeras. En los años 60, Hong Kong comenzó a desarrollarse como la gran metrópolis internacional que es hoy. Aparentemente, sin el aislamiento económico del continente chino, Hong Kong nunca hubiese sido tan rico como lo es hoy.

Después de la reforma económica de China continental bajo el liderazgo de Deng Xiaoping, el país se abrió gradualmente, si bien todavía existía cierto grado de distancia económica del resto del mundo hasta que China firmó el acuerdo de la OMC en 2001. A la par de ello, Hong Kong podía disfrutar de varios beneficios que la cercanía a la China continental le daba, y esta es la razón de la prosperidad económica de Hong Kong entre finales de los años 70 y principios de los 2000. La isla era un puente único y significativo que conectaba China continental y el resto del mundo, y este puente se hizo próspero no por el puente en sí, sino simplemente porque es un puente que une las inversiones extranjeras con China, el mercado más grande del mundo.

Aparentemente, esta relación no puede continuar para siempre y la apertura de China continental eventualmente cancelará la necesidad de Hong Kong como un puente importante. Me gustaría enfatizar que el gobierno central chino hizo todo lo posible para cumplir su promesa de que Hong Kong continuará siendo económicamente próspero. El gobierno chino permitió a Hong Kong no pagar impuestos al gobierno central chino; El gobierno chino hizo asistencia especial a los vuelos aéreos a Hong Kong; le aceptó la solicitud del gobierno regional de Hong Kong para una política turística más flexible en 2003; China defendió a Hong Kong en la crisis financiera asiática; y lo más importante, China incluso retrasó el desarrollo del distrito Pudong de Shanghai para crear más oportunidades económicas para Hong Kong.

El desarrollo económico, sin embargo, tiene su propia lógica. Con el tiempo, China ya no puede retrasar el desarrollo del distrito de Pudong y, como se esperaba, la economía de Hong Kong disminuyó en comparación con la de Shanghai después del desarrollo de Pudong. La razón es simple: la economía de Hong Kong sencillamente no puede competir. Cuando las inversiones extranjeras buscan ingresar al mercado chino, ¿por qué no establecerían su oficina en Shanghai, que es literalmente parte del mercado continental, en lugar de establecerla en una pequeña isla lejana? El declive económico de Hong Kong en comparación con China continental nunca es un problema causado por el gobierno chino, sino simplemente la elección de la ley natural de la economía.

De hecho, Hong Kong todavía tenía una oportunidad de competir con China continental antes, pero la estructura económica colonial y distorsionada de Hong Kong causada por los británicos hizo que Hong Kong usara su propia mano para matar esta oportunidad. La economía de Hong Kong es una economía colonial típica, totalmente monopolizada y manipulada por los magnates, y esta economía monopólica es el producto del colonialismo británico en Hong Kong durante 155 años. Un hecho trágico es que el único campo próspero en Hong Kong en los últimos 10 años es el inmobiliario, y esta economía inmobiliaria manipulada dañó severamente la actividad económica general de la economía de Hong Kong, y el gobierno local de Hong Kong no pudo reformarla debido al sistema capitalista. El gobierno local de Hong Kong propuso el plan de “puerto electrónico” y el plan de “Silicon Harbor” en 1999 para buscar el desarrollo de industrias tecnológicas, pero el sistema capitalista luego convirtió esos planes en cenizas y los transfirió a ganancias para los magnates de bienes raíces.


Como dice Karl Marx, “la condición material determina la superestructura”. La economía altamente desigual de Hong Kong hizo que los jóvenes de Hong Kong y la clase baja se desesperaran por su futuro económico, y esta es una de las razones más importantes para la revuelta de hoy.


Problema político: La no descolonización de Hong Kong


El segundo problema más grande de Hong Kong es la falta de descolonización después de que China recuperó a Hong Kong de los colonizadores británicos en 1997. Hong Kong, como colonia de Gran Bretaña de 1942 a 1997, ciertamente tiene muchos elementos coloniales, incluido el instituto político colonial, la economía colonial, y, por supuesto, restos culturales coloniales. Si debo ofrecer una crítica a la política del gobierno chino hacia Hong Kong después de 1997, sería la falta de descolonización. De innumerables ejemplos en África, Medio Oriente, América Latina y Asia, la descolonización es siempre lo primero que deben hacer los estados independientes del tercer mundo, y China misma logró una descolonización completa en China continental bajo el liderazgo del presidente Mao desde 1949. Sin embargo, China no implementó con fuerza la descolonización de Hong Kong, y esto más tarde causó un gran problema para la gobernanza china en la isla.


“Una nación, dos sistemas” es sin duda una gran política que solo un estado civilizacional notable como China puede idear, y ha hecho una contribución y una visión tremendas a la experiencia de resolución de conflictos del mundo. Sin embargo, la deficiencia de esta política es que no se logró la descolonización y las fuerzas pro-coloniales están abogando por el separatismo en nombre de la “democracia” que la política china prometió a Hong Kong. Después de que Hong Kong finalmente se deshizo del colo británico

Como regla final, los nombres coloniales de lugares en Hong Kong en realidad nunca cambiaron. Casi una sexta parte de todos los nombres de las calles en Hong Kong provienen directamente del inglés, y muchos lugares llevan el nombre de los gobernantes coloniales británicos: “Victoria Harbour”, “Victoria Park”, “Victoria City”, “King’s Road” y “Queen’s Street”. “… Esos nombres coloniales han permanecido incluso hasta hoy, y por supuesto la identidad nacional de los jóvenes de Hong Kong está influenciada negativamente por esos restos culturales coloniales.


El sistema judicial en Hong Kong es definitivamente uno de los peores aspectos de la descolonización. Gran Bretaña tiene una historia infame de crear problemas para las antiguas colonias antes de que renuncien a sus reglas coloniales en esas regiones, y también podemos ver esto claramente en el caso de Hong Kong. Gran Bretaña otorgó en secreto la ciudadanía y los pasaportes a muchas figuras de clase alta en Hong Kong antes de regresar a Hong Kong a China en 1997, e incluso hasta hoy China todavía no está segura de cuántos residentes en Hong Kong son sujetos británicos en lugar de ciudadanos chinos. Western siguió siendo influyente en la sociedad de Hong Kong, y el caso más infame es el sistema judicial. En 2016, el gobierno de Hong Kong designó a 17 jueces para el Tribunal de Apelación Final, y solo 2 de ellos son ciudadanos chinos y el resto de ellos tienen nacionalidades extranjeras. Como era de esperar, esos jueces extranjeros con su peluca colonial han brindado mucho asilo a las turbas separatistas en Hong Kong recientemente, incluso a una mafia que literalmente mordió medio dedo de un policía de Hong Kong.


En el sistema legislativo, existe un problema similar. Sorprendentemente, los miembros del miembro legislativo del parlamento pueden incluso elegir usar el inglés para prestar juramento. ¿Qué estado puede tolerar incluso a sus miembros del parlamento usando el lenguaje de los colonizadores para prestar juramento? China permitió que esos miembros del parlamento hicieran esto en Hong Kong.


Además del sistema judicial, el sistema educativo de Hong Kong también está libre de descolonización. Todavía se puede recordar que hace varios años hubo una gran protesta en Hong Kong contra un nuevo libro de texto que enseñaba a los estudiantes la identidad nacional, y esos manifestantes protestaron por la implementación del nuevo libro de texto simplemente porque enseñó a los niños de Hong Kong a ser ciudadanos chinos patrióticos y les enseñó sobre información básica como la constitución china, el himno nacional chino y la bandera nacional china. Tal protesta masiva contra la educación nacional normal es de hecho muy rara en la historia mundial. El gobierno local de Hong Kong luego se rindió y canceló la orden ejecutiva de presentar el nuevo libro de texto a las escuelas.

Debido a la falta de descolonización, muchos jóvenes en Hong Kong solo han distorsionado la comprensión de la historia básica y algunos de ellos incluso apoyan descaradamente el colonialismo británico. En 2014, durante una protesta masiva, los estudiantes de Hong Kong ondearon banderas británicas y sostuvieron un letrero que decía “celebrando el 170 aniversario de la Guerra del Opio”. El 17 de diciembre del mismo año, dos estudiantes de Hong Kong llamados Hui Sin-tung y Tang Chi-tak fueron descaradamente a la Cámara de los Comunes británica y se atrevieron a pedirle a Gran Bretaña que reviviera el Tratado de Nanjing que cedió Hong Kong al imperialismo británico en 1842. En los recientes disturbios en Hong Kong, también se pueden ver comúnmente multitudes agitando las banderas británicas y estadounidenses. Los problemas actuales de separatismo desenfrenado y apologista colonialista de Hong Kong están totalmente causados ​​por la falta de descolonización después de 1997.

Intervención y hostigamiento occidental

La evidencia muestra que Occidente, y especialmente los Estados Unidos, está detrás de los disturbios de Hong Kong. Las protestas cuentan con el apoyo financiero de la National Endowment for Democracy (NED), entidad directamente vinculada a la CIA. Una ONG llamada “Centre for Applied Nonviolent Action” también ayudó a capacitar a las turbas de Hong Kong, y en 2013 Wiki Leaks ya había expuesto que esta ONG recibe fondos de la CIA. El 6 de agosto, un periódico en Hong Kong también cubrió la noticia de que Julie Eaden, una funcionaria de alto nivel del consulado de EE. UU en la ciudad, se reunió en secreto con los líderes de los disturbios. Por supuesto, los medios de comunicación y gobiernos occidentales también han comenzado guerras de propaganda contra la política china hacia Hong Kong. La instigación occidental se ha convertido en un factor importante que causa la revuelta de Hong Kong, y los separatistas han cometido continuamente traiciones y desempeñan el papel de peón de Occidente.

Conclusión

En conclusión, la razón más importante detrás de la revuelta de Hong Kong es el declive económico de la ciudad, la falta de descolonización y la intervención occidental. Para resolver esos problemas, primero, Hong Kong debe estar más integrado económicamente en la economía china y hacer cumplir la reforma de su estructura económica; segundo, también debe haber un proceso de descolonización exhaustivo y masivo en Hong Kong para eliminar los elementos coloniales remanentes; tercero, se deben hacer más leyes y reglas ejecutivas para expulsar a las fuerzas occidentales en Hong Kong y evitar sabotajes occidentales en el futuro.

*Asesor honorario experto de la Fundación Jeevraj Ashrit. También es el asesor principal de políticas de Asia para el Sr. Eliah Manley, candidato para las elecciones presidenciales de 2020 por el Partido Socialista de EE. UU. También es investigador del Instituto Internacional de la Paz en Nepal y comentarista político de RT America (Russia Today America). El Sr. Zhang ha publicado en varias revistas académicas en China y el Reino Unido, incluso en la Universidad de Oxford. También contribuye frecuentemente con artículos de análisis político para los medios de comunicación, y ha publicado muchos artículos de análisis político en medios chinos (incluidos en China continental, Taiwán chino y Hong Kong chino), estadounidenses, rusos y nepaleses.





Imagen extraída de nytimes.com

Categorías:Blogs, Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s